polisea

navegando en mares no nacidos

polisea header image 2

Dos momentos

April 24th, 2007 · 9 Comments

Hay dos grandes momentos en el día a día. El primero es el cuando la tarde llega a su fin y salgo del trabajo esperando que el cielo siga azul sobre mi cabeza y que una ligera brisa despierte mis adormecidos sentidos. Lo ideal es que no haga demasiado calor y una sensación de frescor me devuelva a la realidad de un día hermoso camino de casa a través de los parques y las plazas o junto a los amigos entre las risas y los planes, entre los cansancios compartidos y las dudas ante el futuro o los desengaños. Si hay viento, un ligero viento, la sensación me resulta especialmente agradable, al olvidar el traje su aburrida formalidad, viendo volar la corbata y las solapas de la chaqueta, también ansiosas de olvidar la triste oficina.

El segundo momento del día es cuando llego a casa. Hace calor en la habitación, que ha permanecido todo el día cerrada y recibiendo los rayos del sol. Entonces abro la ventana y veo los tejados de las casas, la cúpula de la iglesia cercana, la tarde que se despide. A veces llegan sonidos de músicas exóticas hasta el cuarto piso desde donde contemplo la ciudad por encima de la visión de la mayoría del vecindario. Una brisa entra y refresca la estancia, como las brisas de verano, cuando las sombras en la albufera se alargan y la nostalgia de veranos pasados se te hace presente, casi dolorosa. Me quito los zapatos, me deshago de la formalidad de la vestimenta que me acompaña todo el día y me tumbo en la cama desde donde se ve el cielo de Bruselas. Respiro hondo, otro día. Este también pasará, pero este también ha llegado. A veces cojo un libro. Otras veces intento concentrarme en mis tareas pendientes. Otras veces te echo de menos.

Es la vida. Siempre suena mejor decirlo en francés, c´est la vie. Decidir entre lo nuevo, las dudas, la felicidad y el dolor, o enajenarse del mundo entre los mismo alcoholes de siempre, el mismo fino, las mismas compañías, quizá las nuevas miradas. Sin duda frente al incierto cielo de Bruselas, que sigue tan azul como hace un mes, yo nunca escogería la rutina de la misma Feria de Sevilla de siempre.

[Sigo prefiriendo a Leonard Cohen, pero escuchar las palabras de Federico García Lorca en el idioma en que amas y de la voz de Ana Belén tampoco tiene precio. Hoy he encontrado este otro tesoro.]

Me pregunto cuáles serán los momentos de vuestro día…

Tags: Bruselas · Close · Fotografía · Música

9 responses so far ↓

  • 1 C // Apr 24, 2007 at 11:21 pm

    ciertamente yo me quedaria en Bruselas, disfrutaria de las nuevas companyias, de las diferentes ideas, de las distintas posibilidades, de las otras culturas,de los cientos de idiomas…yo de ti me quedaria y me embriagaria de este presente!

  • 2 Raúl // Apr 24, 2007 at 11:26 pm

    Mi momento del día fue cuando ayudé a mi sobrina con sus deberes de economía a través de internet. Una xorrada tremenda, pero que para mí tiene un significado especial.
    Por cierto, puestos escuchar a Ana Belén haciendo versiones, esta supera el original: http://tinyurl.com/2mfhtn

  • 3 Raúl // Apr 24, 2007 at 11:27 pm

    Y, por cierto, no añores aquellos que no quieren estar contigo. Ella se lo pierde (y otra lo ganará).

  • 4 Esteban // Apr 25, 2007 at 12:36 am

    ;-)

    Uno nunca sabe de quien habla… pero sea de quien sea tenéis toda la razón del mundo.

    En cuanto a la canción, me temo que vas a tener problemas con Antonio. El puso la original como uno de sus vídeos preferidos de todos los tiempos, aunque he de reconocer que a mi la de una Belén me gusta mucho mucho. Y ella también.

    A embriagarnos de presente…

  • 5 Raúl // Apr 25, 2007 at 10:34 am

    No creo que tengamos problemas… El vídeo de Bily Joel es manifiestamente mejor que el que sacó Ana Belén. Pero en letras, en voz, en garra… Ana Belén. Y creo recordar que el propio Billy comentó que la versión de Ana sonaba mejor. Pena de referencia…

  • 6 N. // Apr 25, 2007 at 12:34 pm

    Te confío tres de mis momentos, que como hemos hablado alguna vez, las cosas importantes tienen tres partes:
    1- Al salir de la ducha por la mañana. Es mi primer momento de conciencia del día, lo anterior nunca lo recuerdo bien, realmente nunca me queda claro como he llegado hasta ahí.
    2 – Leer tu blog. Me lo doy como premio, señal de que he encontrado algo de tiempo para mi delante del ordenador. Y acumulo comentarios para meterme un poco contigo, jeje.
    3 – Meterme en mi cama por la noche. Estiro los pies para desrremeter un poco la cama por abajo, y cojo el libro para olvidarme un poco de mi y de lo demás. Ahora Perez Reverte me está contando “El pintor de batallas”

  • 7 Esteban // Apr 25, 2007 at 1:39 pm

    Creo que tendras problemas con Antonio, me ha dicho que comentara en breve, que te prepares…

  • 8 Esteban // Apr 25, 2007 at 1:41 pm

    Tu punto dos es muuu bonito Natalia… muchas gracias por todo lo que eso significa

  • 9 antonioz // Apr 25, 2007 at 10:10 pm

    Estoy enamorado de las dos versiones. Ambas son desgarradoras (sobre todo cuando canta Ana Belén), pero la de Billy Joel, no sólo es la original, es la más dura y madura.

Leave a Comment