polisea

navegando en mares no nacidos

polisea header image 2

Un día en el Parque del Cincuentenario

August 8th, 2007 · 4 Comments

La mejor forma de amar una ciudad es conocerla. A día de hoy, creo que Bruselas es una de las ciudades que más quiero. Mañana y tarde de visita al Parque del Cincuentenario, que tan cerca está de los edificios de la Comisión Europea, pero que, sin embargo, no ha recibido muchas visitas en estos 5 meses.

Su construcción se produjo en 1880 con motivo de la gran exposición que se celebró para conmemorar los 50 años de la independencia de Bélgica. El parque está lleno de interesantes edificios, donde destaca el palacio clasicista compuesto por dos alas semicirculares unidas por un gran arco de triunfo erigido en 1905 por el francés Girault.

Museo de Historia Militar (Musée Royal de l´Armée et d´Histoire Militaire)

Siempre me han aburrido las colecciones de uniformes, armas y demás artefactos militares. El museo, aparte de esto, cuenta con una buena documentación de los conflictos bélicos más importantes de la primera mitad del siglo XX, entre ellos, la guerra civil española, con un par de vitrinas, dedicadas al bando republicano y a los nacionales. Allí guardan una bandera republicana de aquellos tristes años de combate y derrota de la democracia.

Lo más interesante para mi ha sido la visita a la gran sala de exposiciones dedicada a la aviación. Me quedo con los vuelos comerciales, sin embargo gran parte de los aviones expuestos eran de carácter militar. El año pasado visité el museo portaaviones que hay en New York y he de reconocer que la exposición de aviones belga es bastante más completa.

Ver los aviones encerrados entre cuatro paredes me provoca una sensación extraña. Un avión no es un objeto de exposición. Los aviones deben estar siempre de paso, en vuelo, como el pensamiento (Aute dixit). Un avión expuesto es un avión derribado.

Este catalejo tiene su historia. Contempló la batalla de Waterloo.

Por último la gran sorpresa. Ascender hasta el arco que domina el parque.

Las vistas desde arriba son excepcionales, aunque yo no siempre esté incluido en ellas. :-)


Pabellón de las Pasiones Humanas (Pavillon des Passions Humaines)

Uno de los tesoros escondidos de Bruselas. Su historia no deja de ser excepcional. El citado pabellón con forma de templo fue construido por un joven Victor Horta en estilo neoclásico, antes de que triunfara como figura estelar del Art Noveau. Entrando en él podemos contemplar la obra de Jef Lambeaux, una escultura mural dedicada a las pasiones humanas, que ocupa toda la pared principal del templo. Cuando la obra fue abierta al público en 1898 suscitó un escándalo inmediato. La oda a la vida que representa, en forma de cuerpos desnudos que gozan, ríen, se aman, sufrió la condena pública al considerarla inmoral y un ataque a la decencia. Tres días después de su apertura fue clausurado. Realmente nunca se ha vuelto a reabrir, si bien, desde 2004 se puede solicitar, en el mostrador de los Musées Royaux d´Art et d´Histoire (en el propio parque), ver el citado pabellón.

Hoy es lo que he hecho. Un amable guarda del Museo me ha llevado a la otra punta del parque con la llave en mano para abrirme a mi solo las puertas de este tesoro dedicado a las pasiones humanas. Una experiencia inolvidable.

Punto y coma

Por último visita a la librería hispana, a dos pasos del Berlaymont. Sonaba música de Serrat. He aprovechado para comprar la edición conmemorativa de Cien años de soledad, editada por la asociación de académias de a lengua española. Lectura en español para los días de verano que quedan, porque sí, aún no la he leído.

Acabo ya. Me quedo con la frase de Jorge Luis Borges que luce en las bolsas de la librería: “Hay quienes no pueden imaginar un mundo sin pájaros; hay quienes no pueden imaginar un mundo sin agua; en lo que a mi se refiere, soy incapaz de imaginar un mundo sin libros.”

El resto de fotos de la jornada.

Tags: Bruselas · Culture · Fotografía · Historia · Unión Europea · Wikipedia

4 responses so far ↓

  • 1 Mariajo // Aug 8, 2007 at 12:51 pm

    Hola! Es increíblemente hermoso el pabellón, una maravilla. Me recuerda mucho a la puerta del infierno de Rodin, espectacular. Y coincido contigo con lo de los aviones.. Que no estén por los aires resulta tan incómodos como una flor de plástico plantada en un jardín. Todo lo que cuentas es muy interesante! Un abrazo mu fuerte desde Montpellier

  • 2 Mariajo // Aug 8, 2007 at 12:52 pm

    Hola! Es increíblemente hermoso el pabellón, una maravilla. Me recuerda mucho a la puerta del infierno de Rodin, espectacular. Y coincido contigo con lo de los aviones.. Que no estén por los aires resulta tan incómodo como una flor de plástico plantada en un jardín. Todo lo que cuentas es muy interesante! Un abrazo mu fuerte desde Montpellier

  • 3 Mariajo // Aug 8, 2007 at 12:53 pm

    Perdón por el duplicado

  • 4 Raul // Aug 8, 2007 at 1:21 pm

    A la hoguera contigo!!! INFIEL!!! mira que no haber leído cien años de soledad… hasta que no cubras ese hueco cultural no te vuelvo ha hablar… :P

Leave a Comment