polisea

navegando en mares no nacidos

polisea header image 2

El corazón helado

November 29th, 2007 · 1 Comment

Anoche tuvimos la suerte de asistir a la presentación del libro El corazón helado, de Almudena Grandes. La autora hizo un emocionante repaso por sus memorias, por las memorias, que han servido de materia prima a una novela que cuenta una historia de amor que se cincela en la historia trágica de España en el siglo XX.

Me gustaría destacar algunas de sus reflexiones:

  • Hay que acabar con uno de los tópicos que la historiografía franquista ha acuñado, perdurando hasta nuestros días: el tópico de los “pobrecitos republicanos”. Creando en torno a los republicanos españoles una idea de muertos de hambre, sin cultura, de pobres. La República hizo una apuesta política muy moderna, adelantada a su tiempo, y muchos republicanos representaron buena parte de los mejores intelectuales españoles de todo el siglo XX. Un conjunto de liberales burgueses que estaban en muchos aspectos a la vanguardia de Europa. Valga decir algunos nombres de aquellos que, políticos o artistas, lucharon y murieron o acabaron en el exilio en su lucha por la libertad: Azaña, Juan Negrín, Margarita Montseni, Clara Campoamor, Unamuno, Miguel Hernández, Federico García Lorca, Antonio Machado, Luis Cernuda, Pedro Salinas, Buñuel, Margarita Xirgú, etc.
  • Almudena puso el ejemplo de Juan Negrín, un médico fisiólogo de primer nivel, apadrinado por Ramón y Cajal y maestro de Severo Ochoa, que podría haberse ido con su familia a cualquier otro país y que decidió luchar durante la Guerra Civil como Ministro de Hacienda primero y como Presidente de Gobierno, después.
  • Preguntada (la pregunta era mía) sobre la “memoria histórica”, Almudena afirmó que la polémica sobre la idoneidad de la expresión es infructuosa, ya que si bien los historiadores pueden desde un punto de vista académico pedir rigor, desde un punto de vista político y social todo el mundo entiende perfectamente el objeto de esa ley. Considera que se trata de una ley necesaria, que no vendrá sola. No duda de que en el futuro habrá más iniciativas de este tipo. Su contenido no recoge todo lo que a ella le hubiera gustado, pero mucho más importante es que una ley de ese tipo exista.
  • Ofreció datos sobre los muertos por la represión franquista. La dictadura de Franco fue el régimen europeo que mayores asesinatos ha cometido en tiempo de paz. Los nazis llegaron a asesinar a 700 personas en tiempo de paz, mientras que, tras la guerra, el franquismo llegó a matar a 50.000 españoles en un año.
  • Sobre la política actual, la escritora indicó que la derecha sigue pensando como la derecha de aquel tiempo, que “España” les pertenece. Una derecha que es perfectamente homologable a los neocon de Estados Unidos, a los que tachó en determinados aspectos de “fascistas”. De la izquierda actual señala que los líderes no dan la talla, que no alcanzan la grandeza moral e intelectual de muchos de los republicanos de aquel momento. Pero no sólo los líderes, sino también las bases.
  • Por último, Almudena Grandes señaló que nosotros en estos momentos estamos viviendo como realidad lo que nuestros abuelos o bisabuelos soñaron un día. Y añado yo, que no somos conscientes de esto ni sabemos valorarlo.

Al final del acto, conseguí que me firmara un par de libros y aproveché para darle una de mis tarjetas de fotografías, una con una bandera republicana de la Guerra Civil, que guardan en un museo de Bruselas.

Por cierto, el libro concluye con una cita de Antonio Machado, unas palabras que desde la conciencia de su derrota vislumbraban nuestra victoria:

… para los estrategas, para los políticos, para los historiadores, todo estará claro, hemos perdido la guerra. Pero humanamente, no estoy tan seguro… Quizá la hemos ganado.

Gracias maestro, siempre en la memoria.

No os perdáis la web del libro.

Tags: Culture

1 response so far ↓

  • 1 Vanesa // Nov 29, 2007 at 12:18 pm

    Hola Esteban! Me parecen muy acertados los comentarios que has recogido aquí sobre todo lo que dijo Almudena. Y es que, desde que asistimos a su charla, el libro me cala de otra manera. También me encanta que recojas las críticas más brillantes de Almudena, porque en cierto momento, temí que con el tiempo se pierdan en mi memoria.
    Cuando termine este libro, incluiré entre sus hojas los árboles genealógicos de cada familia protagonista, tus comentarios recogidos aquí, y sin duda, la dedicatoria que nos ofreció el otro día. Será para el siguiente lector, todo un legado…

Leave a Comment