polisea

navegando en mares no nacidos

polisea header image 2

Hipócritas en nombre de Dios

December 30th, 2007 · 5 Comments

Veo en las noticias que la Iglesia se ha convocado una manifestación multitudinaria en Colón para reivindicar la familia cristiana y que en ella han criticado al Gobierno, han rechazado el matrimonio entre parejas del mismo sexo, el aborto, el divorcio. Sí, incluso el divorcio, que ya durante la Segunda República fue uno de los grandes avances sociales de nuestro país. Parece una manifestación de hace 30 años, echando de menos las llamas de un régimen nacionalcatólico, cuando sólo quedaban entonces rescoldos. La hipocresía de una época en la que la gente respetable y de dinero iba a abortar a Inglaterra, mientras que los pobres morían en el intento. Donde la realidad social de las separaciones de parejas se ocultaban vengonzantemente. Donde la homosexualidad era poco más que delito.

Y si esto suena tan antiguo, tan falso, tan esclerótico, ¿qué hace toda esa gente allí reunida? Arremetiendo contra un gobierno que en muchos aspectos ha beneficiado a la Iglesia más que gobiernos anteriores. ¿Simplemente porque se ha aprobado el matrimonio homosexual o se han aligerado los trámites legales del divorcio? ¿Es que para ellos no son medidas a favor de la familia la Ley de Dependencia, para dar instrumentos de desarrollo y reconocimiento social tanto a los dependientes como a los que los atienden? ¿Es que para ellos la promoción de la mujer en la vida profesional y pública no es luchar también por la familia? Claro, es que hablan de la familia cristiana. Esa es la que defienden y ese es el gran drama. 30 años de democracia después las sotanas se siguen subiendo a los púlpitos, ahora en la calle para clamar por una visión reduccionista y excluyente del mundo, una visión que busca adquirir de nuevo la consideración social de ley. Esta gente no cree en la familia, creen en SU familia. Porque, recordemos que el que dos homosexuales se casen no erosiona en nada los derechos del matrimonio entre heterosexuales, especialmente si tenemos en cuente que el matrimonio católico es el matrimonio celebrado ante Dios y no el civil. ¿No es posible convivir todos? Los católicos que hoy han salido a la calle piensan que no. Y los obispos claman al cielo afirmando que la ley en España va por detrás de los Derechos Humanos, o que no se está cumpliendo la Constitución el 1978… Menuda desfachatez de aquellos que durante cuarenta años, cuando los Derechos Humanos estaban promulgados por Naciones Unidas vivían en cohabitación con una dictadura fascista en nuestro país.

Suenan a tan antiguo, a un alma tan vieja, tan caduca. Los mismos que días atrás callaban cuando un colega suyo, el obispo de Tenerife hacía estás declaraciones:

Pero, ¿por qué el abusador de menores es enfermo? (…) Puede haber menores que sí lo consientan y, de hecho, los hay. Hay adolescentes de 13 años que son menores y están perfectamente de acuerdo y, además, deseándolo. Incluso si te descuidas te provocan. Esto de la sexualidad es algo más complejo de lo que parece.

Supongo que los niños o adolescentes “que van provocando” serán de las otras familias, no de las suyas, es más, probablemente serán de padres homosexuales. No se esfuercen en reprimir la nausea que producen declaraciones así.

Sin embargo, por suerte, aunque son los que mandan, aunque son la cabeza oficial de la Iglesia, no todos los cristianos son así. Me envía una amiga una carta publicada en Eclesia:

Observamos con cierto estupor como a lo largo de estos días se nos ha venido convocando, a través de las parroquias, obispados y diversos medios de comunicación, para concentrarnos y manifestarnos “en favor de la familia cristiana”. Ya se había hecho con anterioridad, y esta reiteración aún nos preocupa más, si cabe, pues no teníamos conciencia de que estuviésemos en peligro. Es más, no sabemos muy bien de qué o de quién debemos defendernos y, con cierto desconcierto, nos hemos planteado: ¿quién nos ataca?

Vale la pena leerlo para quitarse ese sabor metálico que deja en la boca leer noticias así.
Por mi parte sólo me queda decir que las almas de inquisidor siguen más vivas que nunca, que cada vez hay más hipócritas en nombre de Dios.

Tags: Actualidad · Periodismo

5 responses so far ↓

  • 1 zugaldia // Dec 30, 2007 at 6:16 pm

    Unos tipos (curas y monjas, los primeros de mayor categoría, claro) que triste y voluntariamente han decidido renunciar (en pleno siglo XXI oigan) a tener una familia no me darán jamás lecciones sobre cómo debe ser una. ¿Es que nos hemos vuelto tontos? Ni hoy en una manifestación, ni mañana oficiando mi boda. Fernando Alonso no nos va a enseñar Astrofísica, ni Hawking a conducir un coche.

    Este Gobierno si ha ‘pecado’ de algo ha sido de cierta cobardía (y la vuelta de Bono no invita al optimismo). Tanto victimismo desde la jerarquía en estos años (bien apuntado Esteban), y lo que ha faltado ha sido precisamente mejorar la calidad y claridad de nuestra sociedad. Ya que hablamos de familia y niños, empezando por la escuela: no existen niños cristianos. Como no existen niños socialdemócratas, musulmanes, ingenieros de caminos, ni keynesianos. Existen niños de padres cristianos, socialdemócratas, …. Porque son conceptos que no los puede entender un niño, ni falta que hace. A nuestros hijos habría que criarlos en la humildad de la ciencia, y no en la prepotencia del dogma.

  • 2 N. // Dec 31, 2007 at 12:00 am

    Todos podemos opinar sobre todo. Y curas y monjas también lo pueden hacer sobre la familia. Yo no tengo hijos y me veo con libertad y resspeto para hablar sobre ello.
    Y esto es una vergüenza. A mi me hace meter la cabeza entre las manos y borrarme de la lista de católicos. Como no es dificil ya olvidarse de mil contradicciones y buscar qué crees y como lo haces, encima “ayudan” con esta vomitona de victimismo, que cualquiera diría que volveremos a los circos para soltar a los leones.
    Si tengo familia, mis niños serán, como dice AZ, hijos de una madre cristina (si aguanto) y espero que vean en mi respeto a la pluralidad de las familias, alegría por los avances sociales y peleando por leyes que beneficien a todos.
    Supongo que otra Iglesia es posible y espero verla.

  • 3 Jesús // Jan 1, 2008 at 1:18 pm

    Vaya había escrito un post y se me ha borrado, por no poner el mail (es algo incómodo escribir comments, sr.Esteban) Resumo: de acuerdo con todo lo que dices. Nos desayunábamos ayer con esta noticia mi esposa y yo indignados. La fidelidad a la jerarquía, hace que muchos cristianos que no son lo que nos quieren vender esta gente, no reaccionen y clamen, porque la gente que curra y está con los pobres y por sus derechos, los cristianos de verdad, de los que llegan donde nadie más llega, como los que yo conozco y tengo la oportunidad de seguir conociendo, porque aunque ya no estoy en grupos cristianos, colaboro en la organización de un plan de educación social con Cáritas, esa gente- digo- no están ni suscriben procuran hablar con las obras. En mi opinión no es suficiente. En el post sobre el tema que aparece en mi blog planteo una contramanifestación. Maduraré la idea, una manifa sin banderas españolas (¡ay, esta Iglesia universal de pacotilla!), de gente de dentro o alrededores de la Iglesia (la otra Iglesia, la que ha sido expulsada o censurada en las facultades de teología, la del Vaticano II, la opuesta a Cañizares y Rouco, la Iglesia del Sermón del Monte, ésa). Una Iglesia que diga basta. Merecería la pena probar, a ver qué gente viene, aunque fuéramos cuatro locos, quizás de ahí saldría algo interesante.

  • 4 Esteban // Jan 1, 2008 at 2:17 pm

    Si lo consigues os acompaño, aunque sea desde la barrera.

    Un abrazo

  • 5 Daniel // Jan 1, 2008 at 7:19 pm

    Foro ecuménico de encuentro para cristian@s de cualquier orientación sexual, unid@s contra la homofobia:

    http://groups.msn.com/cristianosgays

    PAZ Y BIEN

Leave a Comment