polisea

navegando en mares no nacidos

polisea header image 2

Empieza el día

January 9th, 2008 · No Comments

Mi madre me ha dejado la radio en la mesita de noche al marcharse de casa. Eso me “condena” a levantarme alerta a las tertulias, entrevistas, noticias… Este ha sido el breve repaso de una hora:

  • En la Ser, Carles Francino entrevistaba al jefe de campaña del Partido Popular (creo), Pío García Escudero. La Ser pasa por ser uno de los apoyos del Gobierno, y, partiendo de ese análisis, me he quedado perplejo ante la blandura e inocencia de una conversación que difícilmente se produciría en iguales términos para un dirigente del PSOE en emisoras como Onda Cero o la COPE.
  • Ayer me hacía notar mi amiga Ana, el cambio gradual que ha experimentado el periódico El País desde la muerte de Polanco elevando las críticas al gobierno socialista sobre temas que en otros tiempos hubieran merecido un punto de vista distinto. Mientras tanto ABC, El Mundo, La Razón (salvo Público) mantienen su línea y arman sus filas de cara a las generales. Hace unos días el ABC titulaba “Estalla la crisis”, en otros momentos se ha llegado a hablar incluso de “recesión” en un alarde de analfabetismo económico de libro. Bien valdría contextualizar el empeoramiento de las condiciones económicas de los últimos 4 meses en el contexto en el que nos movemos, donde se vaticina, quizá también alarmistamente, un fenómeno de estanflación en la UE.
  • Por último en Antena 3 hablan de las familias y llevan a debatir a una familia católica “de las de toda la vida” (como les gusta reivindicarse) con un matrimonio de lesbianas. Los primeros tienen 5 niños todos uniformados, espero que lo fueran porque iban iguales, bien callados y formales, las segundas una niña de 2 ó 3 años inquieta como ella sola que no para de moverse y hacer ruiditos. Parecía realmente feliz de verse en un plató de televisión. Los unos no soltaban el micrófono para reivindicar que sólo ellos son matrimonio porque se complementan hombre y mujer, que ellos siempre han respetado a los homosexuales de forma individual pero que tener hijos no es un derecho de los padres sino que debe ser por el bien de ellos, que la nueva legislación les ataca, que se necesitan el rol masculino y el femenino para educar, que ellos estaban educando el futuro de la sociedad, que ellos sí y los otros no en definitiva. Las otras, por su parte, apenas si podían hacerse con el turno de palabra y parecía que venían menos armadas con la infantería ideológico-metafísica del matrimonio “tradicional”. Se defendían (pero ¿por qué tendrían que ser atacadas?) con la inocencia de quien hace algo tan natural como respirar o como quererse. Sólo decían que ellas tenían los mismo derechos, que se enfrentaban con muchas dificultades, que tendrían que educar a su hija para que supiera responder cuando algún otro niño quisiera meterse con ella por la familia que tiene, que ellas pueden ser matrimonio porque hay amor entre ellas, que ellas no quieren que la sociedad sea homosexual, sino que haya tolerancia y pluralidad, etc. En la complacencia y mezquindad de la familia “tradicional” que había ido allí para deslegitimar al otro modelo,  no cabía la palabra “amor”, en ningún momento la han pronunciado.

Yo si quiero un país más plural en el que nadie me imponga ni imponga a nadie cómo sentir, a quién querer, qué desear, a quién apartar, etc. No me sentiría cómodo.

A veces a estas familias “tradicionales” que piensan así (creo que sería mejor llamarlas familias “excluyentes”), me gustaría recordarles que dado que son mayoría en este país según ellos, tendrán que casar con sus creencias la buena parte de maltrato doméstico, de asesinatos por motivos de género, de fracaso escolar, de uso de servicios de prostitución, etc. que les toca.

Nada ni nadie es tan puro y tan perfecto y tan natural como se presenta.

Tags: Política · Social

0 responses so far ↓

  • There are no comments yet...Kick things off by filling out the form below.

Leave a Comment