polisea

navegando en mares no nacidos

polisea header image 2

De vuelta en Canadá

January 12th, 2009 · 2 Comments

class=”aligncenter” title=”Tintin en Canadá” src=”http://farm4.static.flickr.com/3082/3190234042_877129c455.jpg?v=0″ alt=”” width=”500″ height=”375″ />

Hay épocas en las que a uno no le salen más palabras que las de los artículos, los trabajos, los proyectos, las solicitudes, los correos electrónicos. Uno tiene puesto esa quinta marcha que te hace ir cumpliendo objetivos a base de olvidarte del entorno, de estrechar el campo de visión. Concentración. Ensimismamiento. Falta de tiempo.

Lo cierto es que hay rachas en las que uno pierde el hábito de escribir por escribir. El placer de dar a conocer sin esperar una nueva línea en el curriculum o sin tener a nadie al otro lado esperando un correo que sea respondido. Así que me perdí, me perdí de este mi blog, me perdí cuando quizá más cosas se han sucedido una tras otra en mi vida. Este año nuevo, entre los compromisos, los proyectos que me he planteado ha sido el regresar a este lugar donde he descuidado a amigos y amigas, a familia, a extraños y, especialmente, a mi abuela, a la que cada vez que se conecta a Internet entra con una ceremonial casi religioso a visitar Polisea, aunque no encontrara nada nuevo. He de avisar a mis amigos y amigas cuyos blog están enlazados en el mío que probablemente han ganado una lectora en ella, ya que a falta de noticias de casa, alguna vez la he pillado leyendo vuestras atalayas.

Domigo 11 de enero, día de reencuentro. Una fecha de esas raras, ya que en el blog aparecerá que estas líneas han sido escritas el lunes 12. Son las cosas de los usos horarios. A uno le da por reencontrarse y resulta que he encuentra en Canadá. Aquí estaré pasando el invierno hasta finales de febrero. Hace ya una semana que llegué, por lo que, reconociendo que el tiempo vuela, me esmero en echar horas y más horas a mi investigación con el objeto de sacar adelante esa cosa (losa) llamada tesis.

Quedan ya atrás los primeros 3 días que pasé sin noticias de mi maleta. Esta vez no fue Iberia, quien hace un mes me dejó tirado en Bruselas, sino Alitalia. ¿Tan difícil es gestionar una aerolínea? Contemplo las noticias del caos de Barajas con estupor y cansancio ajeno. En fin… es sólo cuestión de suerte.

La ciudad donde vivo se llama London. Algo divertido porque aquí casi todo es una copia, en cuanto a nombres, del original inglés. Así hay una Oxford Street, un Hyde Park, el río se llama Támesis… vamos, un alarde de creatividad. Aunque no he tenido posibilidad aún de visitar el centro de la ciudad, esto no parece nada prometedor. Me alojo en una de estas casitas de dos plantas como las de las películas con jardín trasero. Ahora todo está completamente nevado. Es extraño, porque para alguien que viene de Granada capital, esto de que te levantes y la nieve siga ahí tiene algo de inverosímil. Cada mañana me repito de forma inconsciente: “Es que la nieve ha cuajado”. Curioso eso de que la nieve cuaje.

La investigadora a la que he venido a visitar es china, su principal colaborador también es chino, el matrimonio dueño de la casa donde tengo una habitación alquilada es chino y los otros dos compañeros estudiantes también son chinos. Sí, estoy en Canadá, pero a la globalización me atengo. Uno de ellos, un estudiante de medicina con una “cuajo” al hablar considerable, me llegó a preguntar que dónde estaba eso de España. Claro, en realidad somos tan pequeños en comparación con ellos, pero es lo que hay, de 5 que vivimos en la casa, China 4 – España 1. Estamos sobrerrepresentados.

Tags: Close · Viajes

2 responses so far ↓

  • 1 N. // Jan 12, 2009 at 9:51 pm

    Iujuuu, ¡melopea ha vuelto! jajaja. Me alegra reencontrarte aquí y más no haberte perdido en el vorágine de “centrarse en”.
    Tiempo… ánimo que te dará tiempo a tener tiempo para todo lo que se toma su tiempo 😉

  • 2 zeta // Jan 13, 2009 at 9:32 pm

    “China 4 – España 1. Estamos sobrerrepresentados.”, excelente.

    Empezamos a competir otra vez con N. a ver quién es el top #1 ; )

Leave a Comment